No cobro por lo que hago, cobro por lo que sé y por lo que aprendo cada día

En ocasiones podemos tener la percepción de que el Asesor Inmobiliario se lleva mucho dinero por vender una propiedad. ¡Pues bien, lo primero que quiero aclarar es que nosotros, no vendemos NADA! Vendedor es el oficio comercial de vender algo que se puede tocar, que has pagado previamente (bien porque seas comerciante o propietario de un bien, sea inmueble o de cualquier otra tipología) y de lo que se obtiene, en la mayoría de los casos, un beneficio, ya sea económico o de cualquier otro tipo. Con este artículo, pretendo romper algunos tópicos y percepciones que tiene la gente acerca nuestra profesión. Lo primero es explicar las cosas por su nombre, todos mis compañeros Asesores, ya sean de la oficina con la que colaboro, o colaboradores de otras oficinas y / o agencias ofrecemos un servicio personalizado en el que la mayoría de las veces acabamos ayudando a una familia o a una persona acompañándola y guiándola en un proceso tan complejo como es el de la venta o la compra de un inmueble.

¿Sabes lo que es un Certificado Energético? ¿Y cómo se obtiene? ¿Y una Cédula de Habitabilidad? ¿Sabes acaso también, los gastos que conlleva la compra de un inmueble? ¿Y la Venta? ¿Sabes el tiempo que puedes perder vendiendo o comprando una propiedad por tu cuenta? ¿De verdad crees que te vas a ahorrar tanto dinero y tiempo haciéndolo tú mismo? ¿Podrás obtener la financiación que necesitas con las mejores condiciones para conseguir vivir en tu hogar soñado? ¿Sabes si la propiedad que estás vendiendo o comprando está preparada para la venta? ¿Te imaginas firmando unas arras o en notaría y no poder firmar porque te falta alguna documentación o simplemente la propiedad no está preparada para esa venta? ¿Realmente crees que puedes controlar tú solo este proceso? Quizá sí, ¿pero cuánto esfuerzo, tiempo, dinero y posibles disgustos estás dispuesto a invertir para ello? A continuación, espero poder explicarte qué beneficios puedes obtener al contratar a un asesor inmobiliario curtido en este tipo de trámites.

Lo primero que te aconsejo es que te tomes tu tiempo en elegir al Asesor, pues como en todos los sectores, hay profesionales cualificados, que te van a saber asesorar de manera correcta para cada caso específico y te vas a encontrar por desgracia, a personas que te van a intentar dar la vuelta sin preocuparse por tus intereses. Por lo tanto, investiga, pregunta y asegúrate de que te pones en las mejores manos de un buen profesional que velará por tus intereses personales y económicos. Una vez has elegido la persona que más te conviene, o la que más seguridad y confianza te ofrece, delega el proceso con total tranquilidad, pero siempre exigiendo estar informado durante el proceso, puesto que a veces puede durar más, y en otras ocasiones puede ser más rápido.

Si lo que necesitas es vender una propiedad, lo primero que debería de hacer tu asesor es recopilar toda la documentación necesaria para empezar con la promoción de la vivienda. Te explicará cómo presentarla para esa promoción y te dará alternativas que te ayudarán a preparar tu vivienda para este proceso tan complejo.  Una vez recopilada esa documentación, tiene que revisarla, para saber y conocer el bien inmueble que promociona y cerciorarse de que todo está correcto para la venta de la propiedad, de lo contrario, el vendedor será informado de cualquier irregularidad y ofreceremos soluciones para regularizar la situación que se presente. Posteriormente se encargará de cualificar a los posibles compradores para poder filtrar las visitas intentando ser eficaz en las mismas, ahorrando el máximo tiempo a su cliente. Una vez encontrado el comprador, un buen profesional, tiene que tener controlado el proceso, contrastando la documentación nuevamente y ofreciendo soluciones ante cualquier contratiempo. Además, te acompañará en los momentos clave del proceso, ya bien sea en una firma de contrato de arras o una firma en Notaría, y se asegurará en todo momento de finalizar el proceso con éxito. No dudes de vivir esta experiencia con seguridad y confianza de la mano de un buen profesional.

Muchas veces, cuando lo que necesitamos es comprar una vivienda, nos metemos en los portales inmobiliarios de referencia y empezamos a mirar propiedades. La verdad es que puede ser divertido, no lo niego (a mí me encanta esa parte de mi trabajo). Es entonces cuando empezamos a hacer visitas a diestro y siniestro… El tiempo muchas veces no es problema, y nos lo tomamos con calma porque muchas veces no tenemos prisa en comprar, al fin y al cabo, uno no compra una propiedad todos los días. Estaremos de acuerdo que comprar una casa, un terreno, un local o cualquier tipo de propiedad no es como comprar unos zapatos o una prenda de vestir. Es por ello que puede haber muchos perfiles de compradores; inversores, familia buscando hogar, una pareja que busca una vivienda, una persona que busque comprar su primera vivienda. Al final todos tenemos que tener un techo donde vivir. Según el tipo de perfil que seas, un profesional te puede ayudar a encontrar esa necesidad en un tiempo récord, ahorrando dinero, y filtrando esos inmuebles hasta encontrar el tuyo. Lo primero que hará un asesor es saber calificarte, necesitará saber cuáles son tus necesidades, tu presupuesto y te ayudará a obtener las mejores condiciones en tu préstamo hipotecario en caso de necesitarlo. Posteriormente, seleccionará esos inmuebles que te presentará (los visitará para asegurarse que se ajusta a tus necesidades y gestionará cuándo y cómo visitarlos) y te irá informando en todo el proceso… En ocasiones por eso, seguimos mirando en los portales, porque la verdad es que puede resultar entretenido. Perfecto, no dejes de hacer algo que te puede gustar por el hecho de haber contratado un asesor para que te ayude. ¡Y si además sientes curiosidad por alguna propiedad en concreto, perfecto! Díselo a tu Asesor, él te ayudará a conseguir esa propiedad que te interesa, te asesorará y te representará en el proceso, velando por tus intereses personales y económicos.

Es un placer para mí compartir con mis lectores mis ideas sobre este sector, y espero haber podido poner mi grano de arena en poder contribuir a la buena reputación de nuestra profesión, que en ocasiones puede tener una realidad distorsionada con respecto al resto de oficios. Me encanta mi trabajo, me encanta ayudar a mis clientes y que éstos confíen en mí. Me llena de orgullo poner mi granito de arena en poder ofrecer las mejores soluciones a aquellas personas que confían en mi trabajo y dedicación. Jamás en mi vida había trabajado tanto como lo hago ahora, pero la diferencia está en que me gusta mi trabajo, mi oficio.

Me encantaría poder conocer tu opinión sobre este artículo, si es que lo has terminado de leer. Así que te invito que dejes un comentario al respecto a través de mis redes sociales tales como Instagram o Facebook entre otras. Y espero haber ayudado a entender un poco mejor si cabe, en qué consiste nuestro trabajo cuando lo ejercemos con profesionalidad.

Gracias y un saludo amigos!