Cooperativas de viviendas: qué son y por qué son la última tendencia entre los jóvenes

De media en España se destina un 38% de los ingresos mensuales para pagar un inmueble en propiedad, de ahí que los bajos salarios y la falta de ahorro dificulten el acceso de aquellas personas que desean emanciparse. Conociendo este dato, y teniendo en cuenta que el acceso de los jóvenes al mercado de la vivienda se ha complicado todavía más durante la pandemia no es difícil imaginar que hasta dos de cada tres jóvenes que están buscando casa prefieren en régimen de cooperativa para adquirir su primera vivienda. Según los últimos datos publicados por el Consejo de la Juventud de España, a cierre de 2020 la tasa de emancipación juvenil se situó en el 15,8%, tres puntos por debajo del nivel registrado en 2019 y la cifra más baja en los últimos 21 años.

Ante esta situación, la demanda de las cooperativas de vivienda está experimentando un fuerte incremento y se ha convertido en una tendencia en alza. "Las cooperativas de viviendas son en la mayoría de los casos la solución para aquellos jóvenes que quieren comprar por el importante ahorro económico que supone, en torno al 20%", explica Mónica Abril, responsable de LACOOOPEstudios.

¿Qué es una cooperativa de viviendas?

Una cooperativa de viviendas es una fórmula inmobiliaria que permite adquirir una casa nueva de una forma mucho más barata (en torno al 20% o incluso más) que en el mercado libre. Con el fin de conseguir la vivienda a precio de coste, los cooperativistas se encargan de todo el proceso, desde la compra del suelo hasta la construcción del inmueble. Al convertirse en autopromotores y no tener que pagar a otra empresa, la casa resulta más más barata.

Otras ventajas de comprar vivienda en régimen de cooperativa son que los propietarios pueden modificar algunas características del inmueble según sus preferencias, que el pago es más flexible y que existen determinados beneficios fiscales. No obstante, también existen algunos riesgos que debes conocer y que también te contamos en este artículo sobre las cooperativas de viviendas.

Ventajas y desventajas de las cooperativas de viviendas

Ante esta situación, la demanda de las cooperativas de vivienda está experimentando un fuerte incremento y se ha convertido en una tendencia en alza. Las cooperativas de viviendas son en la mayoría de los casos la solución para aquellos jóvenes que quieren comprar por el importante ahorro económico que supone, en torno al 20%.

Entre las ventajas de optar por esta opción, encontramos el ahorro económico (en torno al 15%/20%) frente a la compra de vivienda convencional, ya que se elimina el margen del promotor; beneficios fiscales; mayor poder de decisión a la hora de personalizar las viviendas y adaptarlas a los gustos de los compradores y la seguridad jurídica que proporciona la Ley Estatal de Cooperativas 27/1999 de 16 de julio. Como inconveniente de adquirir una vivienda en cooperativa, destacaría el adelanto de las cantidades, los plazos de entrega suelen ser más largos y la inestabilidad económica que puede provocar gastos no previstos que deben abonar los cooperativistas o incluso afrontar la quiebra de la cooperativa.