Gastos de compraventa de una vivienda nueva vs vivienda antigua

  • Toma nota, esto te interesa: Los gastos asociados a la compraventa de viviendas son: 
  • Escritura pública en la notaría. Cuando compramos una vivienda nueva o de segunda mano hay que hacer una escritura pública de compraventa, por lo que es necesario contratar a un notario. Los aranceles están regulados por el Gobierno y siempre son los mismos. Sin embargo, los costes totales pueden aumentar en función de diferentes factores, como el número de copias de la escritura, su extensión, etcétera.
  • Inscripción de la vivienda en el Registro de la Propiedad. Una vez otorgada la escritura pública hemos de inscribir la compraventa en el Registro de la Propiedad. El precio de este trámite depende del valor del inmueble, pero suele suponer entre un 0,1% y un 0,25% del precio total de la vivienda. 
  • Gestoría. Solo se contrata si hay una hipoteca de por medio. El gestor es el encargado de liquidar los impuestos y registrar la escritura. Sus honorarios no están regulados, pero, por lo general, oscilan entre los 300€ y 500€. 
  • Impuestos. Estos varían en función de la comunidad autónoma y de si se trata de una vivienda nueva o de segunda mano.

Los impuestos asociados a la compraventa de inmuebles nuevos son: 

  • IVA. El impuesto sobre el valor añadido se paga únicamente cuando la propiedad se compra por primera vez al promotor. Si hemos vivido de alquiler antes de comprarla, también tendremos que pagar el IVA. Abonaremos:
    • Un 4% si se trata de una vivienda protegida o de promoción pública.
    • Un 10% para viviendas de carácter general. 
    • IGIC. Si vivimos en territorio canario, en vez del IVA pagaremos el IGIC o Impuesto General Indirecto Canario, cuyo importe de carácter general es del 6,5%.
  • IAJD (Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados). Es el impuesto que grava los documentos notariales y la inscripción en el registro. Su valor cambia en función de la comunidad autónoma donde esté la propiedad y oscila entre el 0,5% y el 1,5% del total de la compraventa.

Los impuestos de la compraventa de una vivienda de segunda mano son:

  • ITP o Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. Este impuesto es la alternativa al IGIC y al IVA en las viviendas de segunda mano. El precio se calcula aplicando un porcentaje sobre el importe de la escritura. Suele estar entre el 6% y el 10% dependiendo de la comunidad autónoma. Hay tipos reducidos para casos especiales, como las VPO o la compra de vivienda para menores de 35 años. 
  • IAJD. También está presente en las viviendas de segunda mano, ya que se asocia a las actividades notariales y a la inscripción de la propiedad en el registro. 
  • Plusvalía municipal. Es un impuesto municipal que grava el aumento del valor de los terrenos con el paso de los años. Se usa el valor catastral para calcularlo. 
  • Otros gastos asociados a la compraventa de viviendas de segunda mano son la tasación de la propiedad, el certificado energético (también presente en la vivienda nueva), el porcentaje de comisión de la inmobiliaria o la solicitud de una nota simple.

Pero ¿quién asume los gastos de compraventa de una vivienda en cada caso? 

  • Cuando se trata de una vivienda sin hipoteca, todos los gastos, excepto la plusvalía y el certificado energético, recaen en el comprador. Plusvalía y certificado energético recaen sobre el vendedor. 
  • Sin embargo, si hay que solicitar una hipoteca, será el banco quien deba asumir estos gastos según la nueva Ley hipotecaria. El comprador, en este caso, solo deberá pagar la tasación de la vivienda. 

Como puedes comprobar hay otros gastos derivados de la compra de una propiedad más allá del precio de venta, por lo que hay que tenerlos presentes al hacer los cálculos económicos. 

Para evitar sorpresas, es conveniente hacer una provisión de fondos del 12% del valor del inmueble.

De cualquier forma, contar con un profesional que te acompañe en el camino siempre es un plus y una tranquilidad. Si lo deseas estamos a tu disposición.